¿Qué es la Pastoral?

PASTORAL

Acorde con nuestro lema, durante este curso nos va a acompañar la PEDAGOGÍA DEL CUIDADO, entendiendo el CUIDADO como una forma DE EDUCAR (saber), de PROCEDER (saber ser) y DE ACOMPAÑAR (saber estar) a los alumnos, a los profesores y a las familias.

El Evangelio es nuestro guía principal, y las acciones que nacen de él nuestro mejor referente de credibilidad, de cuidado y de cambio.

El objetivo general es crecer desde el cuidado de uno mismo y de los otros, especialmente en interioridad, tomando como modelo, el Evangelio de Jesús de Nazaret.

Desde las tres competencias, desarrollaremos la inteligencia espiritual.  Cultivar la inteligencia espiritual desde todas dimensiones (social o asertiva, emocional, ética, simbólica, ontológica, metafísica, religiosa, mística, y profética) significa aprender a gustar del silencio como forma de encuentro con lo esencial de la vida, vivir con gratuidad y compasión, contemplar todo y a todos como una unidad y saber situarse ante la vida desde una profunda experiencia de amor. 

Por ello, trabajaremos:

  • El pensamiento creativo: porque a través de la creatividad, puede plasmar su vivencia interior.
  • La expresión simbólica: El símbolo es la puerta que nos permite entrar en un mundo interior a veces difícilmente explicable con la palabra. En Infantil los niños se expresan fundamentalmente a través de símbolos e imágenes.
  • La conciencia corporal: Conocer los mensajes que el cuerpo nos da e identificar lo que se plasma en él nos permite abrir nuestra experiencia interior a un lenguaje más cercano y conocido. En las edades más tempranas, el cuerpo es la forma de conocimiento de la realidad, es el acceso al mundo exterior.
  • La armonización emocional: La vivencia emocional expresa la experiencia interior del niño. En educación infantil el trabajo con las emociones se centra simplemente en saber nombrarlas.
  • El crecimiento espiritual: Posibilita alcanzar la más honda interioridad del ser del niño. En las edades más infantiles se concreta en aprender a escuchar y a abrirse a lo que van viendo y sintiendo.

            Se va a trabajar las 3 experiencias (acogida, interioridad y comunidad) en cada una de las 3 competencias de la FEyE, desarrollando en los niños 8 inteligencias espirituales:

  • La inteligencia emocional: conocimiento y expresión de emociones, expresión corporal, empatía, resiliencia, amor compasivo hacia uno mismo y otros…
  • Inteligencia interpersonal: habilidades para estar en equipo, capacidad relacional… saber convivir…
  • Inteligencia intrapersonal: autonomía, autoestima, conocimiento del propio cuerpo.
  • La inteligencia religiosa: conocer a Jesús y a María. Conocer otras figuras religiosas de otras religiones.
  • La inteligencia simbólica: asombrarse, contemplar, expresión creativa, apertura a la imaginación, a la intuición, a la atención, a la observación…
  • La inteligencia mística: saber gestionar el mundo interior. Descubrir el Misterio que les habita. Aprender a escuchar. Estar en calma, silencio y atención.
  • La inteligencia social o asertiva: manejo de conflictos, comunicación, saber escuchar, saber hablar, expresar emociones y enfados y saber gestionarlos, expresión no verbal…
  • La inteligencia ética-ecológica: valorar a la Madre Tierra, aprender lo que está bien y lo que está mal, respetar y valorar al diferente, cuidar y reciclar, valorar lo que se tiene, saber compartir, valorar el don de vivir y convivir en grupo, aprender normas y valores éticos y ecológicos…